martes, 22 de agosto de 2017

PEDRO LEÓN DE LA TRINIDAD DE LA TORRE Y ARRIECHE



Pedro León de la Trinidad de la Torre y Arrieche, nació en San Juan Bautista de Carora, Edo. Lara, el 25 de junio de 1788. Hijo de Francisco José de la Torre y Juana Francisca Arrieche. El matrimonio tuvo 12 hijo, de los cuales, 7 eran: el Comandante Juan Asisclo (1783-1813), quien murió en la Puerta de Bobare, Edo. Lara; el Capitán Miguel María (1793-1814), quien murió en Bogotá, Colombia; Bernardino Antonio (1796-1814), quien fue fusilado cerca de Sarare, Edo. Lara; Juan Bautista (1789-1814), quien falleció en el Asalto a Barquisimeto, Edo. Lara; el Teniente Coronel Bruno del Rosario (1785-1820), quien murió en la Campaña de Guayana, Edo. Bolívar; el General de División Pedro León Torres; y el Coronel Francisco José del Rosario (1790-1850), quien sobrevivió a la guerra independentista; los hermanos recibieron el nombre de “Los Siete Infantes de Lara” o “Los siete Macabeos de la Independencia”, se infiere que del resto, dos murieron en la infancia y las demás eran mujeres, quienes no lucharon, pero sufrieron los duros momentos de la guerra.
Se unió a la causa republicana en 1810 junto a sus seis hermanos llamados los 7 Infantes de Lara al Ejército Expedicionario del Marqués del Toro, Francisco Rodríguez del Toro cuando se dirigía a invadir a la Provincia de Coro, Edo. Falcón, que se había declarado en rebeldía contra la Junta Suprema de Caracas, al declararse la independencia, movimiento que fracasó. Fue Capitán de la Compañía de Arenales y Atarigua; estuvo como prisionero y fue remitido a Puerto Rico en 1812; sus bienes fueron confiscados por la corona española. Participó en la Campaña Admirable (1813), en los combates y batallas de Niquitao (02-07), en Boconó, Edo. Trujillo; Los Horcones (22-07), Edo. Lara; Los Taguanes (31-07), Tinaquillo, Edo. Cojedes; Araure (05-12), Edo. Portuguesa; y la Primera Batalla de Carabobo (28-05-1814); posteriormente lucho en territorio colombiano, y venció en Bogotá, a Manuel de Bernardo Álvarez (1743-1816) en diciembre de 1814; estuvo presente en el asedio de Cartagena de Indias en defensa del fuerte San Felipe, pero cuando la plaza fue tomada por las tropas realistas al mando de Pablo Morillo (1875-1837) en diciembre de 1815, logró romper el cerco y viajó a Jamaica y Haití, respectivamente, donde recibió el apoyo del presidente haitiano Alejandro Petión (1770-1818), y los patriotas al mando de Simón Bolívar organizan la Expedición de Los Cayos en 1816 con la finalidad de liberar a Venezuela; luchó en la Retirada de los Seiscientos con Gregor MacGregor (1786-1845); en Batalla de San Félix (1817) y fue ascendido a General de Brigada por Manuel Piar (1774-1817), y luego formó parte, como vocal del tribunal de guerra, que condenó a muerte en Angostura, hoy Ciudad Bolívar, Edo. Bolívar, al héroe de San Félix; fue gobernador de las Fortalezas de Guayana, Edo. Bolívar; Diputado al Congreso de Angostura (1819); y Jefe del Ejército del Sur (1822), luchando en Bomboná (07-04-1822).
Es interesante acotar que durante el desarrollo de la Batalla de Bmboná, territorio ubicado cerca del volcán Galeras, en la Provincia de Pasto, Colombia, Torres entendió mal una orden y al regresar Bolívar y observar que los españoles habían ocupado la posición mientras las fuerzas de Torres almorzaban, molesto lo llamó indigno de servir a la patria y lo relevó del mando, rompiéndole la espada; Torres luego a un soldado le arrebató el fusil y exclamó que si no podía servir como un General le permitiera hacerlo como soldado; y El Libertador ante aquella expresión le devolvió el mando, entregándole su propia espada; fue así como Torres comandó los batallones que atacaron y el mismo fue uno de los herido en aquella batalla, luego cayó prisionero por los realistas.
El General de División Pedro León Torres y Arrieche falleció en Yacuanquer, Pasto, Colombia, el 22 de agosto de 1822, en un hospital realista, al caer herido en la Batalla de Bomboná. Al morir el Libertador expresó: “Con la muerte de Torres hemos perdido a un compañero digno de nuestro amor, el Ejército, un soldado de gran mérito y la República, uno de sus hombres de esperanzas para los días de la paz”.

Lic. Sonia Verenzuela T.
2017
FUENTES CONSULTADAS
Boletín de la Academia Nacional de la Historia, Academia Nacional de la Historia, 1965

ICONOGRAFÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario