lunes, 28 de marzo de 2016

SEBASTIÀN FRANCISCO DE MIRANDA RODRÌGUEZ

Francisco de Miranda, Anónimo, 1806

Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez nació en Caracas, el 28 de marzo de 1750. Hijo del canario y Capitán de la Compañía de “blancos isleños” Sebastián de Miranda Ravelo y de la caraqueña Francisca Antonia Rodríguez de Espinoza.
Contrajo nupcias con su Ama de Llaves, la inglesa Sara Andrews, quien le dio 2 hijos: Leandro y Francisco.
Cursó las materias de historia, religión, aritmética, geografía, lógica y física; y egresó como Bachiller en 1767, de la Universidad de Caracas, hoy Universidad Central de Venezuela. Posteriormente viajó a España a objeto de servirle al Rey, Carlos III, tras los conflictos generados por la sociedad mantuana que no estuvieron de acuerdo con que su padre recibiera el nombramiento de Capitán de la compañía de milicia de blancos isleños, en 1771.
En 1772, era oficial en el ejército español, siendo nombrado Capitán del Regimiento de Infantería de la Princesa. El año siguiente está luchando al Norte de África, participó en la defensa de Melilla (1774-1775) contra las fuerzas del Sultán de Marruecos; fue nombrado capitán del Regimiento de Aragón y Edecán del general Juan Manuel Cajigal y Monserrat; en 1781 combatió en el sitio Pensacola, ocupada por los ingleses en la Florida Occidental, EE.UU., por lo que ascendió a Teniente Coronel. En abril de 1782 participó en la expedición naval que zarpó de la isla de Cuba para conquistar las islas británicas de las Bahamas; en aquellos días tuvo que enfrentar intrigas y falsas acusaciones, de las que salió airoso por las acciones de Cajigal. Luego en 1783 viajó a los Estados Unidos de Norteamérica, donde se residenciará aproximadamente 18 meses, aquella estadía le permitió estudiar el proceso independentista norteamericano, conociendo personalmente a Jorge Washington, Alexander Hamilton, Thomas Paine y Gilbert M. de La Fayette, entre otros. En 1784 se trasladó a Inglaterra., ahí fijó residencia, y conformó una biblioteca de más de 6.000 volúmenes la cual llegó a ser famosa, por la calidad de las obras que poseía. Allá se reunió con el Primer Ministro William Pitt para convenserle en relación a la ayuda necesaria para la independencia de hispanoamérica.
Entre 1785 y 1789, viajó a través de Europa, visitó Holanda, Prusia, Italia, Alemania, Francia, Suiza, Rusia, Bélgica y Grecia; llegó hasta la Asia Menor y al Imperio Turco. Conoció en Kiev, Rusia, a la emperatriz Catalina de Rusia.
Usó seudónimos para viajar, como el de Monseiur Meyrat.
Buscando apoyo para su proyecto libertario, viajó a Francia, y en París, hizo amistad con el alcalde parisino, Jerónimo Petión. El 25 de agosto de 1792 fue nombrado Mariscal de Campo del Ejército Revolucionario francés.
Participó en la Revolución Francesa, su valor quedó demostrado cuando dirigiendo una división, obligó a las fuerzas prusianas a retroceder el 12 de septiembre de 1792, en las batallas de Morthomme y Briquenay; posteriormente triunfó nuevamente con sus tropas, en la batalla de Valmy. Fue traicionado por Carlos Dumuriez, quien le había asignado con anterioridad el mando de los ejércitos del norte, cuando fue derrotado en Neerwinden, Bélgica. Esa fue la razón por la cual el 28 de marzo llegó Miranda a París, para comparecer y enfrentar los cargos en su contra ante la Convención Francesa; sin embargo por conflictos entre girondinos y jacobinos fue presentado ante el Tribunal Revolucionario, asumiendo su propia defensa, librándose de la guillotina, para ser liberado el 13 de enero de 1795.
Miranda al no lograr la ayuda solicitada por parte de las autoridades norteamericanas y británicas, con la asistencia de su amigo John Turnbull, quien le financió cada proyecto emprendido, y otros amigos, realizó la expedición a bordo del bergantín Leander el 2 de febrero de 1806 hacia Jacmel,Haití; acompañados por las goletas Bee y Bacchus. El 12 de marzo hondeó en las costas de Jacmel la bandera creada por Miranda, el tricolor nacional (amarillo, azul y rojo). Posteriormente desembarcó en La Vela de Coro, Edo. Falcón, el 3 de agosto de 1806, e izó la bandera en suelo patrio. Lamentablemente no recibió el apoyo de los pobladores, retirándose al momento.
En 1810, entabló diálogo con los comisionados de la Junta Suprema de Gobierno de Caracas, Andrés Bello, Simón Bolívar y Luis López Méndez, en su casa de Londres, n° 27 de Grafton Way, para regresar a Venezuela. Miranda llegó al país, procedente de la isla de Curazao, donde había hecho escala, y llegó al Puerto de la Guaira, Edo. Vargas. Por su experiencia y éxitos, fue nombrado Teniente General de los Ejércitos de Venezuela el 31 de diciembre de 1810.
Permitió con sus gestiones la instalación de la Sociedad Patriótica y en 1811, formó parte del Congreso Constituyente. Miranda fue signatario del Acta de Independencia de Venezuela el 5 de julio de 1811. Su proyecto de Bandera fue admitido como pabellón nacional durante la guerra independentista.
Pero luego de mucho batallar, la falta de experiencia de las tropas patriotas, el terremoto del 26 de marzo de 1812, y la pérdida del Castillo de San Felipe, Miranda comenzó una serie de negociaciones con los realistas, que concluyeron con la Capitulación de San Mateo el 25 de julio de 1812, perdiéndose la Primera República.
Tras la capitulación, Miranda durante la noche del 30 al 31 de julio de 1812, cuando se preparaba a embarcarse en La Guaira rumbo a Curazao, Simón Bolívar, Manuel María de las Casas y Miguel Peña lo arrestaron, acusándolo de traición. De ahí pasó a La Guaira, fue trasladado a El Morro en Puerto Rico, y a finales del año 1813 llegó a España. En enero de 1814 lo encarcelaron en un calabozo del Fuerte de las Cuatro Torres, en el arsenal de La Carraca.
El militar, político, diplomático, escritor e ideólogo independentista Sebastián Francisco de Miranda y Rodríguez falleció en Cádiz, España, el 14 de julio de 1816.

Lic.  Sonia Verenzuela T.
2016

FUENTES CONSULTADAS
PARRA PÉREZ, Carracciolo. Historia de la Primera República de Venezuela.Caracas, Biblioteca Ayacucho, 1992;
POLANCO ALCÁNTARA, Tomás. Miranda. Caracas, Ediciones G.E, 1996;
ICONOGRAFÍA
www.franciscodemiranda.info



No hay comentarios:

Publicar un comentario